Home
Buenos días, Alianza Roja.
09c974c3-698d-4864-88d8-8cf8fe455d19

Buenos días, Alianza Roja.

Juanito conoce a DON CALOSSO

Juanito sufría las tensiones que existía con su hermanastro Antonio:
 !payaso ocioso!… !yo me rompo las costillas en el campo y tu haciendo de charlatán!.
En el silencio de su cuarto, el niño pensaba- No bastante entretener a mis amigos;tengo que instruirlos… Debo ponerme a estudiar
Con esta idea en la cabeza, de querer aprender, va a la ciudad de Buttigliera, para escuchar al predicar de la misión.
De regreso acompaña al sacerdote Don Calosso, quien se hace amigo de Juanito.- Pobre muchacho,¿qué habrás podido entender de la prédica?… mira, estas 5 liras, son tuyas si me dices alguna idea de la prédica que has escuchado.
Juan empezó serenamente a repetir de memoria toda la prédica,
!bravo, bravo!, exclama Don Calosso que no puede dejarde manifestar su admiración.
Al llegar a la casa de Juan, el sacerdote le dice a Margarita:” Su hijo tiene una prodigiosa memoria. El debe estudiar. Mándemelo a mi casa, que yo mismo le daré clases.”
Al día siguiente empiezan las clases.-Verás, Juan, en un mes haremos más de lo que los otros hacen en medio año.Juanito no perdia ni un minuto de su tiempo; hasta las horas de la noche las aprovechaba para estudiar.
Al sacar a los animales a pastar llevaba consigo su libro para leer.Y no faltaba alguno que no molestaba y le interrupía…Juanito ven a jugar con nosotros.-No puedo, tengo que estudiar.-!Déjate de tanto libro! Vamos, o sino…-Pueden pegarme, si desean; pero déjenme estudiar. Quiero ser sacerdote.
Y ahora escuchen les voy a contar un cuento.!Perdonanos, Juanito, tú eres más bueno que nosotros!.
Juanito empieza a contarles hechos de la Historia Sagrada. Los chicos lo escuchan con agrado y le piden que siga contando;así aprenden a ser mejores.
Una mañana, mientras estaba en plenas labores del campo llega un muchacho a avisarle:-!Juanito! ! el Padre Calosso está muy grave!. Juan corre a toda presia temiendo lo peor.
Al llegar encuetra a su maestro inmóvil; ha sufrido un ataque al corazón, le da una llave y señala el ropero:
-Todo es tuyo… para tus estudios. El anciano Sacerdote inclina la cabeza y muere. Juanito ha perdido a su mejor amigo y bienhechor.
3f8e8515-136a-45fd-be2f-c0e9ba59001a 09c974c3-698d-4864-88d8-8cf8fe455d19 e7d9072f-074d-432b-bff5-3034bf5c5e0e f0ca2ee8-ac21-49f0-bdac-0dd3beccbb68donboscoencuentrocondoncalosso